La encuadernación japonesa es un tipo de encuadernación fácil y aplicable a muchos materiales. Aprende todo lo necesario sobre esta maravillosa técnica con nuestros cursos.

¿Qué es la encuadernación japonesa?

La encuadernación japonesa o china tradicional, es también conocida como encuadernación cosida, se usaba en China, Corea, Japón y Vietnam antes de adoptar el libro en códice. La solemos reconocer por encontrarse en cuadernos de forma apaisada y veremos el cosido de forma exterior, generalmente sigue siempre un mismo patrón, aunque puede variar.

La estructura básica del cosido japonés tiene el lomo a la derecha con la apertura que a los occidentales nos parece “del revés” pero no te preocupes porque no hay dificultad en ponerla a este lado. La mayoría de las encuadernaciones japonesas tienen 5 agujeros en estilo coreano y 4 agujeros en el chino, los que encontremos con múltiples agujeros son típicos de libros de cuentas.

Un tipo de encuadernación japonesa que de forma sencilla nos permite jugar con muchas variantes.

Los materiales generalmente de cartón también admiten cuero y telas de forma más flexible. Los cuadernillos interiores los marcaremos con la plegadera o de forma escartivana para que los pliegos queden fuera de la zona cosida y se pueda abrir del todo. Usaremos cordones de colores, cordeles o lazos para decorar el lomo.

El tipo de encuadernación japonesa clásica se realiza primero ajustando los cuadernillos al interior, de esta forma podremos realizar variantes que llevarán adornos de papel o tela en las esquinas o el lomo. También podemos sujetar el lomo y realizar un cosido más vistoso con cordeles de colores, de seguido o de diferentes colores. De esta forma el primer paso es doblar las hojas, después se pliega por la mitad de forma que el cuaderno quede en la parte de fuera, doblamos las hojas, en los libros importantes insertaban una hoja entre las dobleces. Perforamos las hojas a 1 cm del lomo en 4 agujeros y cosemos con hilo de doble seda (así se hacía de forma artesanal, tú puedes escoger el que mejor te convenga) escondiendo el nudo dentro del lomo.

Deja una respuesta